Nov
08
2016

Una foodie en Roma




Una foodie en Roma 2
Hace unas semanas estuve de escapada de pareja en Roma (ya os conté mi historia con la sopa minestrone). Nos apetecía mucho este viaje porque mi marido no había estado nunca en esta ciudad y yo, la última vez que estuve, fue hace unos veinte años.

Nos planteamos el viaje muy relajado ( si por relajado se entiende patear unos 20 km al día) Nos apetecía  disfrutar y callejear mucho la ciudad, descubrir rincones, comer como los romanos y además de ver arte, que también, dedicarnos a disfrutar de su ambiente y su encanto.

Ya sabéis mi pasión por la cocina y la gastronomía en general, así que a este viaje llevaba las expectativas bastante altas, pero más que descubrir los últimos restaurantes de moda, lo que nos apetecía era callejear, ir a mercados, comprar comida para comer mientras paseábamos y probar todo lo que pudiese en cuatro días ( menos mal que los 20 km compensaban ;))

Os dejo mis recomendaciones, sitios sencillos, en los que encontramos sobre todo gente local y con comida deliciosa!!! Porque en Roma hay mucho más que pasta y pizza ( que también está deliciosa por supuesto)Una foodie en Roma 4

Campo di Fiori

En Campo di Fiori ponen todas las mañanas un mercado, que aunque bastante turístico, tiene cosas interesantes. Puntarelle ( una verdura bastante amarga que usan en ensalada con anchoas y aceite), flores de calabacín ( fiori di zucca) frutas y verduras de la zona, quesos y todo tipo de recuerdos culinarios de dudoso gusto.  En la plaza hay dos sitios que me parecieron muy interesantes:

En una de las esquinas de la plaza esta la “Salsamentería Ruggeri” tipo tienda de delicatessen con embutidos al corte, quesos, vinos, salazones… También preparan bocadillos al gusto muy buenos. Probamos una mozzarella ahumada muy, muy rica!

Una foodie en Roma 6

En la misma plaza ( cerca de un edificio con la palabra carbonara escrita en la fachada) está el Forno di Campo Di FioriPara comer una ” pizza roja” masa de pizza con salsa de tomate. La cortan del tamaño que quieras y te la venden a peso. Para comer entre horas si te entra el hambre. También pizzas al corte y todo tipo de panes y dulces. Me gustó porque a pesar de estar en un sitio turístico, casi todos los compradores eran locales, desde un policía hasta un cura. Lo bueno es que desde fuera ves el obrador y cómo hacen las masas y hornean sus productos.

Una foodie en Roma 7

Y aunque sea un poco de “turista” nos encantó tomarnos un Aperol Spritz viendo como anochecía, porque en Roma, el aperitivo por lo visto se toma antes de la cena!

Una foodie en Roma 8

Uno de los descubrimientos culinarios de Roma fue la Pizza Bianca con mortadela de Bolonia. Es un pan tipo pizza con aceite de oliva, muy fino que abren por la mitad y rellenan de mortadela, de Bolonia y riquísima ( no el típico fiambre con aceitunas que entendemos aquí por mortadela) La cortan al peso y te la preparan con el relleno que quieras ( muy típico también rellenarla con un embutido de careta de cerdo que sorprendentemente estaba buenísimo)

Las comimos en dos sitios:

Antico Forno Urbani– ( Piazza Costaguti 31) Lo recomendaban en la guía Lonely Planet y cuando fuimos a ver la zona judía del Guetto aprovechamos para hacer una paradita. Es una especie de panadería y tienda de ultramarinos ( no tiene sitio para sentarse) pero está fenomenal para que te lo preparen e irte a comer a la orilla del Tiber o sentarte en alguna plaza y ver pasar a la gente. Geniales también los fritos de bacalao y las flores de calabacín rellenas de mozarella y anchoas.

Pizza bianca

Cerca del Vaticano nos pusimos a callejear hacia el barrio de Prati en busca de algún sitio para tomar algo. Entramos en la Calle Borgo Pio ( llena de restaurantes y sitios ideales, por cierto) pero nos llamó la atención un horno con un cartel de ” Pane e pizza” en el que no paraba de entrar gente del barrio. Allí nos sentamos a compartir esta pizza bianca de careta de cerdo con una cerveza. Esto te da energías para seguir recorriendo la ciudad. ( Pio Borgo 158) Sitio con cero encanto pero auténtico!

Una foodie en Roma 10Una foodie en Roma 11

iUna foodie en Roma 5

El día que visitamos el Coliseo ( espectacular) casualmente encontramos un callejón con un pizzería de la que no esperábamos gran cosa. Me sorprendió gratamente descubrir en su carta un montón de pizzas biancas ( en este caso solo la masa y queso con los ingredientes que se eligiesen o unas pizzas rossas (ya con tomate también). Elegí una bianca con flores de calabacín y anchoas que estaba deliciosa. La masa hecha en horno de leña, fina y crujiente… No creo que el sitio aparezca en ninguna guía culinaria pero para mi fue la mejor pizza que comí en Roma. El sitio se llama Pizzeria Alle Carrete ( Vicolo selle Carrete 12/Via della Madonna Dei Monti 95).

Muy cerca, en el barrio de Monti ( bohemio y elegante) encontramos un sitio para tomar los dulces típicos italianos, los canolli ( unos canutillos de masa enrollada rellenos de crema de ricotta con pistachos y frutas glaseadas en el exterior). Los rellenan a tu gusto y añaden los toppings) Muy ricos pero desde luego para compartir. Los probamos en Ciuri, ciuri ( Via Leonina 18)

Una foodie en Roma 12

Y no nos podíamos olvidar del barrio por excelencia para salir a cenar. El Trastevere, muy cerca de nuestro hotel y donde cenamos cada día.

Hay infinidad de restaurantes pero nosotros probamos en Carlo Menta (Via de la Lungaretta 101) de los mejores carbonara que he probado nunca, la receta autentica no lleva nata, sólo huevo y panceta y como mucho un poco de parmesano, pero está llena de sabor y estaban deliciosos. Podéis probar allí también la sopa minestrone o sopas con garbanzos o judías.

Muy típico y que podéis encontrar también en casi todos los restaurantes de la zona son las alcachofas fritas, la pasta caccio e peppe ( típica receta romana de espagueti con queso pecorino y pimienta negra), la panacotta ( flan de nata que suelen acompañar de frutos rojos). Creo que en esta zona es mejor callejear y dejarte llevar por lo que más te apetezca. Muy típico también para tomar un “aperitivo” antes de cenar.

Una foodie en Roma 13

Una foodie en Roma 14

Y tema aparte son los helados, que encontrarás en casi cada rincón de Roma. Nuestros preferidos:

FataMorgana: Hay varios por la ciudad, nosotros probamos el del Trastevere. Helados super naturales, con sabores originales y lo mejor, aptos para intolerantes porque los tienen sin leche, sin huevo… Mi elección fue aguacate, lima y vino blanco combinado con piña con jengibre, suena raro pero estaba muy bueno!

Una foodie en Roma

Otra que os recomiendo fue la Heladería del teatro, también con varias en Roma: Manzanas con canela, romero, miel y limón, lavanda… sabores originales y super cremosos. Muy recomendable. Una foodie en Roma 15

Me dejo en la recamara tiendas, restaurantes, cafeterías y demás,  pero lo mejor es que los descubras por ti mismo! Roma es una ciudad impresionante llena de rincones para descubrir. Pero lo mejor es que, como un romano más, cojas tu vespa y te aventures a recorrer la ciudad en busca de sus tesoros gastronómicos!! Arrivederci Roma!!

Una foodie en Roma 16

pd. Cuidado porque conducen como locos!!!

pd. Si os apetece en estos post os hablo de Oporto  y de Londres.

Feliz Martes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *