Archivo de la etiqueta: aprender a cocinar

Sep
22
2016

Aprender a cocinar: Una escuela para los niños




cocina con niños

El otro día, a raíz de esta foto en instagram, mi amiga María, me decía que le interesaría saber cómo había ido introduciendo a mis hijos en el tema de la cocina y me sugirió este post. Así que os cuento mi experiencia por si os ayuda.

En mi caso, ir enseñándoles a cocinar ha ido surgiendo de manera natural. Siempre he pensado que la cocina es una escuela para los niños y sabéis que es un tema que me apasiona y que mis hijos han vivido desde pequeños, así que no nos costó mucho esfuerzo.

Para mi, dejarles experimentar y aprender en la cocina es parte de su educación, creo que los niños no sólo deben aprender lo que se les enseña en el cole, sino que debemos prepararles para la vida y saber cocinar, es algo necesario en el día a día.

Es una oportunidad para que aprendan a comer sano, casero y que cojan buenos hábitos alimenticios. Que conozcan los alimentos, cómo cocinarlos, qué necesita nuestro cuerpo para estar sano.

Me gusta involucrarles en todo el proceso, Inés con 8 años me ayuda a escribir la lista de la compra. Los pequeños sugieren algunos platos ( les dejo elegir uno o dos, si no por ellos comeríamos siempre macarrones…) y juntos preparamos lo que serán las cenas semanales intentando que sean conscientes de que tenemos que comer un poco de todo.

Acompañarme al mercado y al super les encanta. En el mercado van explorando lo que hay en cada puesto ( y yo intento concienciarles de la compra en pequeño comercio, al tendero de siempre que nos aconseja sobre productos) y en el supermercado les encargo pequeñas “misiones” : uno busca la leche, la otra el arroz. Les encanta ir llenando el carro.

Cocinando trabajamos la planificación,la independencia, la creatividad, el orden, la paciencia, la motivación,las matemáticas (pesar, medir, contar el tiempo) también la responsabilidad, la limpieza, la precaución… creo que es una actividad bastante completa, no?

Una vez hecho todo este proceso les pongo a cada uno una tarea específica adaptada a sus capacidades. Así evitaremos peleas y cada uno podrá aportar según su edad.

Processed with VSCO with hb1 preset

Los más pequeños nos podrán ayudar a lavar los alimentos, a trocear lechuga con las manos, a amasar, a echar azúcar en una receta, a pelar guisantes… tareas sencillas en las que puedan ayudarnos sin problemas.

A partir de 4/5 años ya pueden cascar y batir huevos, mezclar ingredientes, cortar alimentos blandos con un cuchillo de punta roma, a medir ingredientes, untar mantequilla, aliñar una ensalada. Pueden ayudarnos a hacer huevos rellenos, empanadillas, a empanar pollo o a hacer un bizcocho.

Siempre depende del niño, pero si os sirve de orientación, a Inés le dejé hacer su primera tortilla francesa ( usando la placa de inducción ella sola bajo mi supervisión, por supuesto) con 7 años. Ella cascó y batió los huevos, encendió la inducción, echó el aceite en la sartén hizo la tortilla… ella sola. Me daba miedo pero lo hizo genial. Pueden hacerlo mucho mejor de lo que pensamos, con un poco de guía y supervisión son capaces de cocinar platos sencillos casi solos.

Los niños un poco más mayores (a partir de 7/8 años) pueden involucrarse en la planificación y desarrollar un plato con muy poca ayuda. La supervisión es la clave, pero debemos dejar que experimenten y vayan aprendiendo por si solos.

Pueden seguir una receta sencilla, buscar ingredientes en el armario y nevera, usar un pelador, usar el microondas, abrir latas.

Con ellos podemos hacer (con algo de ayuda) calabacines rellenos, huevos pasados por agua, salsas para pasta, masa de bollería, cremas de verduras, pizzas, postres sencillos como gelatinas o brochetas de frutas.

A partir de 12 años (esto es orientativo, evidentemente siempre depende del niño) ya son capaces de preparar un plato de forma independiente. Siguen recetas más complejas y tienen capacidad de improvisación y están interesados en diferentes texturas y sabores.

Podemos probar con un guiso de lentejas, un plato de pasta, freir un filete, pollo o pescado al horno.

Por supuesto, todo depende del niño y de su interés y capacidades. Para los padres es un ejercicio tremendo de paciencia. No podemos pretender que lo hagan como nosotros, se mancharán, se les caerán las cosas e igual se les quema algo…pero no les exijamos demasiado, con la práctica se irán haciendo más cuidadosos y lo irán haciendo mejor.

En nuestra casa las recetas que siempre funcionan para hacer con ellos ( 8, 5 y 3 años) son:

Huevos rellenos, empanadillas de atún, bizcocho de zanahoria, calabacines rellenos, pescado al horno, empanar pollo, enharinar boquerones, hacer albóndigas, trocear verduras para puré, batir huevos, tortillas al gusto, tortitas, rallar tomate para tostadas, ensaladas… poco a poco vamos probando recetas nuevas.

Desde aqui os animo a que les dejéis entrar en la cocina, les pongáis un delantal y les permitáis disfrutar con vosotros. Ya veréis cómo os sorprenden!!!

Feliz semana y me encantaría que me contáseis si os animáis y qué tal la experiencia!!!

p.d. os dejo esta GUIA DE HABILIDADES SEGUN LA EDAD. Está en inglés pero igual os sirve de orientación a la hora de encomendarles una tarea.

fivbxidqs2rhwhswcpix