Sep
01
2014

La tercera




Elena

El otro día fue el primer cumpleaños de Elena, mi hija pequeña. Un año ya, tan rápido y a la vez tan lento… Como he hecho con sus hermanos aquí y aquí, no quería dejar de escribirle una palabras que ojalá lea algún día .

Llegaste con los calores de Agosto para completar nuestra familia. Yo siempre había querido tener tres hijos y aunque en algún momento pensé en plantarme con dos, creo que es la mejor decisión que tomamos.

En este primer año de vida has ido creciendo hasta convertirte en una personita genial. Has sido un bebé serio, te costaba sacar una sonrisita y tienes bastante genio, que no dudas en demostrar como no tengas lo que quieres.

Eres cariñosa (me encanta cómo pones tu carita en mi hombro) tiras besitos, saludas con la mano mientras dices “ Hola, hola”, haces el guau gua del perrito y tienes unas ganas locas de andar pero te da un poquito de miedo.

Tus hermanos te quieren mucho y aunque están un poco celosillos, no dudan en hacerte reír, entretenerte y enseñarte cositas.

Elena, no te voy a engañar, tres niños dan mucho trabajo y a veces me siento mal porque creo que no te dedico el tiempo que les dedique a tus hermanos; me siento poco a jugar contigo aunque intento que cuando podemos hacerlo disfrutemos las dos. A veces llego a casa tan cansada que estoy deseando acostaros y sentarme en el sofá… sólo espero que todo lo que te quiero y todo lo que intento demostrártelo haga que no te des cuenta de estas cosas…

Cuando os veo a los tres juntos se me enternece el corazón y a veces no me creo que seáis míos. Sois el mejor regalo que me podía hacer la vida.

Pequeña, te quiero… mi vida hubiese estado incompleta sin ti. Eres la pieza que llegó para hacer que todo encaje.

p.d. la foto de Elena es de la maravillosa Jessica Davey.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *